¿Por qué adquirir un juguete de madera?



Como padres, cuidadores o educadores siempre queremos lo mejor para nuestros niños. En los primeros años de vida de ellos, los juguetes son esenciales a su desarrollo. Para adquirir los mejores juguetes, debemos pensar en la edad cronológica y mental del menor. De esta manera le estaremos sacando el mejor provecho a los mismos. Los juguetes de madera tienen muchos beneficios que debemos conocer para que nos ayuden a realizar compras inteligentes.

Algunos de estos beneficios que hemos podido encontrar y conocer de primera mano como madre de dos niños y maestra de grados primarios son:

1. Desarrollan la imaginación y la formación educativa: los juguetes sencillos permite que el niño tenga que echar su imaginación y creatividad a volar. Un juguete simple puede utilizarse para desarrollar diferentes destrezas de aprendizaje. Algunas destrezas que se desarrollan pueden ser: aprendizaje de colores, aprendizaje de números y conteo, aprendizaje de las figuras geométricas, juego de roles, coordinación ojo-mano, destrezas sociales, creación de patrones, entre otras.

2. Ayudan a desarrollar destrezas sensoriales: la madera es un elemento natural que con el paso del tiempo cambia, se agrieta, se pule, adquiere un olor peculiar y esto le permite al niño experimentar con el tacto, la vista y el olfato. Las percepciones mediante los sentidos pueden ayudar a los padres o cuidadores a observar si el niño necesita ayuda individualizada para entender su sistema propioceptivo.

3. Duran más: un juguete de madera va a durar hasta varias generaciones. Estos juguetes se adaptan a cada etapa de los niños. Un juguete puede ser utilizado desde pequeños a grandes porque ellos le buscan diversos usos a un mismo objeto. Por ejemplo, unos bloques de madera con letras y en diversos colores pueden utilizarse para trabajar estas destrezas a partir de los 3 años, pero ya grande, el mismo niño puede construir un castillo con los bloques. Este tipo de juguete es resistente a diferentes factores ambientales. En muchas ocasiones, los juguetes solo necesitarán de un leve cuidado (pulido y pintura) para seguir realizando su labor. Esto lo he experimentado en mi familia, ya que nuestros hijos han podido jugar con juguetes de antaño.

4. Reducen riesgos: los juguetes de madera regularmente están bien confeccionados; son sencillos y simples por lo que la mayoría de ellos no representan riesgos. Siempre debemos tener cuidado con las pinturas que se utilicen y asegurarnos de comprar productos no tóxicos. En KTC trabajamos juguetes con pintura a base de agua.

5. Son ecoamigables: estos juguetes son ecológicos al 100%, por lo que fomentamos en nuestros niños el respeto por la naturaleza. Los juguetes en madera pueden regresar a la tierra después de su tiempo útil, y así descomponerse convirtiéndose en materia organiza y biodegradable, por lo que no representa ningún tipo de contaminación ambiental.

6. Promueven el ahorro: los juguetes de madera son un tanto costosos al momento de adquirirlos. Esto porque son juguetes duraderos y a la larga ahorramos con ellos. Cuando adquirimos juguetes en plástico se rompen rápido y fomentamos el consumo desmedido y esta acción no propicia el cuidado por el medioambiente.

Comments

Popular posts from this blog

Lapso de atención y concentración en los niños

A un año de iniciar la aventura