¿Por qué jugar?



La primera etapa de la vida de una persona es la niñez. En ella se forja todo lo que será el adulto de mañana. Para que sea una etapa placentera de recordar, el adulto a cargo debe hacer valer los derechos que cobijan al niño. Según la Organización de las Naciones Unidas, se han avalado 54 artículos reconocidos mundialmente en la Convención sobre los Derechos del Niño.

El artículo 31 indica que “los Estados Partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes.”
El juego es el primer vehículo del niño para aprender sobre sí mismo y sobre el ambiente que le rodea. Las actividades recreativas son la forma en que el niño va a explorar el mundo.


Jugando a pescar- Museo del Niño en Carolina, PR

Entre los muchos beneficios que el juego brinda a los niños, podemos encontrar:

1. Desarrollo de habilidades sociales- el niño se encontrará lidiando con otros y comenzará a desenvolverse para comunicar sus gustos y deseos. Además, podemos encontrar que va a ir desarrollando su autoestima, autocontrol, mostrar conductas socialmente aceptables como seguir las instrucciones del juego, esperar su turno y mostrar empatía ante los sentimientos de los demás.

2. Fomenta la concentración- cuando un niño juega, está trabajando. Podemos observar que cuando está inmerso en la actividad del juego su lapso de atención aumenta, se concentra y logra el objetivo del juego. El juego le proporciona placer al niño, por lo que hasta que no se complete el juego en su totalidad y logre su cometido, este niño no dejará al trabajo a medias.

3. Aumento de capacidad creativa- el experimentar con juguetes que no sean limitados a una actividad le permite al niño explorar con su creatividad, desarrollar su imaginación y participar de infinidad de actividades.

4. Aprendizaje cognitivo- mediante el juego es que el niño construye sus primeros constructos del aprendizaje. Con los juguetes es que aprendemos los colores, los números, las figuras geométricas e infinidad de destrezas que utilizaremos a lo largo de nuestras vidas.

Es de suma importancia que los padres o cuidadores adquieran juguetes apropiados para la edad cronológica y mental del niño. Se busca que haya una balance apropiado para que se puedan lograr los objetivos del juego y fomentar las habilidades antes mencionadas.



Lectura recomendada: Derechos de los Niños

Comments

Popular posts from this blog

Lapso de atención y concentración en los niños

¿Por qué adquirir un juguete de madera?

A un año de iniciar la aventura