La etapa preescolar


Nacemos como una tabla en blanco. Nacemos con un potencial ilimitado que va tomando forma mientras crecemos y nos proveen las experiencias para construir el aprendizaje. Es innato el deseo por aprender que todos poseemos desde pequeños, por lo que este proceso es esencial a nuestras vidas. Como padres o cuidadores debemos fomentar los ambientes donde el niño pueda desarrollar sus habilidades.

La etapa de la infancia es corta, pero de suma importancia en el desarrollo de ese ser humano. Los padres tienen que cubrir las necesidades de los niños y procurar ofrecer lo mejor para el adecuado desarrollo de sus capacidades. En la infancia ocurren los cambios más importantes porque:

1.     El mayor crecimiento neuronal ocurre en este periodo.

2.     Se desarrolla el habla y lenguaje.

3.     Se desarrollan las áreas motrices (fina y gruesa).

4.     Se experimentan las capacidades afectivas.

5.     Se forma el carácter y se determina la personalidad del menor.


Somos seres sociales por naturaleza. Para establecer relaciones adecuadas con los demás poseemos el lenguaje, ya sea oral, escrito o en señas. El ser humano necesita de la comunicación para sobrevivir en comunidad. Las cuatro artes del lenguaje son: escuchar, hablar, leer y escribir. La primera destreza del lenguaje que aprende un niño es a escuchar, luego a hablar, más tarde a leer y a escribir. En la edad preescolar, las actividades de lenguaje son de suma importancia porque desarrollan vocabulario, comprensión e interactuar en su entorno. Las canciones, las onomatopeyas, las rimas, los poemas, las adivinanzas, los trabalenguas, los cuentos, las historias, los títeres, las dramatizaciones y las conversaciones son parte del trabajo para el desarrollo del lenguaje oral y es necesario que estén muy presentes en el día a día.

Otra área de importancia en los primeros años es la motriz. Esta se refiere al control y movimiento corporal. Aquí encontramos el motor grueso y motor fino. El área motora gruesa se relaciona a los movimientos amplios del cuerpo como, gatear, saltar, correr, rodar, trepar, entre otras. Lo motor fino incluye los movimientos de las manos y los ojos. Es la coordinación entre lo que ve y ejecuta. Las actividades de motricidad fina ayuda al desarrollo de la lectura y escritura. Por otro lado, ayudan al desarrollo de la atención, seguir instrucciones, al razonamiento y la resolución de problemas.

 

El aprendizaje se da a través de las experiencias enriquecedoras que brindamos a nuestros niños. Esto es a través de los cinco sentidos. Los niños aprenden a través de lo que experimentan en su cuerpo mediante los sentidos. Para construir el aprendizaje, los padres o cuidadores pueden crear situaciones para fomentar que el niño reaccione y experimente con sus sentidos. También, puede introducir temas de actualidad según la edad del niño para que desarrolle el razonamiento crítico.

La socialización se centra en las capacidades de interacción del niño; las cuales forman su carácter, y personalidad. En los primeros años se forma el carácter de los niños. Es importante crecer dentro de un ambiente seguro, de confianza, respeto y amor. Cuando experimentan una vida con estos valores, crecen siendo niños independientes y estables emocionalmente. De esta manera el niño está apto para identificar y expresar sus sentimientos o emociones. Las actividades creativas permiten comunicar su mundo interior. El arte hará que el niño se exprese y se fomente la creatividad y la imaginación. Está en nosotros como adultos permitirles a los niños experiencias enriquecedoras que marquen su vida positivamente.

Actividades realizadas en la etapa preescolar: conocer de otros lugares del mundo
Actividades realizadas durante la etapa preescolar: conocer de otros lugares del mundo


Comments

Popular posts from this blog

Lapso de atención y concentración en los niños

¿Por qué adquirir un juguete de madera?

A un año de iniciar la aventura