Confianza y comunicación efectiva

 

Hoy día estamos atravesando momentos difíciles como sociedad. Para salvaguardar la vida de nuestros pequeños debemos poseer herramientas que nos ayuden a lidiar con las situaciones del diario vivir. De igual manera, estas herramientas debemos pasarlas a los niños y niñas para que sepan manejar conflictos desde corta edad.

Como madre, uno de mis enfoques es preparar a mis niños para la vida; que sepan reaccionar ante cualquier situación. Actualmente estamos juntos todo el tiempo, pero llegará el momento en que no será así. Para ir preparándolos de manera efectiva, lo primero que tengo que lograr es tener una mente amplia para propiciar cualquier tipo de conversación con ellos. Una vez yo pueda fomentar diversos temas y brindarles la confianza de discutirlos, lo demás viene de manera orgánica.




Para que entre nosotros haya confianza y comunicación efectiva me he propuesto algunas acciones:

1.Colocarme a la altura de mis niños – Siempre trato de poner en práctica este consejo que me dio una persona muy especial hace varios años. El mismo consiste en dialogar con el niño o niña de acuerdo a sus capacidades, pero también mirarlo a los ojos desde su misma altura. Cuando le hablamos sentados, tratemos de hacerlo al mismo nivel, y si estamos de pies, podemos inclinarnos o ponernos en cuclillas para que tengamos la misma estatura del niño. De esta manera, el niño o niña reconocerá la importancia que estamos brindando a sus palabras.

2.Ser sincera con mis niños – Los niños y niñas desde corta edad reconocen nuestro tono de voz, saben cuando estamos siendo claros o cuando le hablamos por salir del paso. Regularmente como padres queremos complacerlos en todo lo que nos piden, pero no siempre es la solución adecuada. Si somos sinceros con ellos, aprenderán a entender cada situación y apreciar cuando sí se pueda llegar a un buen acuerdo. Con el ejemplo podrán reconocer las acciones de otras personas y discernir cuando alguien desea su bienestar o todo lo contrario.

3.Demostrar el amor – Somos seres que necesitamos sentir el afecto que nos tienen. Los niños gustan sentirse mimados por sus seres queridos. El abrazarlos cuando se sienten tristes es un bálsamo que reciben, y en muchas ocasiones no se necesita cruzar palabras para que ellos se desahoguen con nosotros luego de un beso y un abrazo. Para fomentar la comunicación con ellos es necesario ser firme, pero amorosa. Es importante que ellos reconozcan que somos los adultos quienes los estamos guiando para que sean seres humanos íntegros, pero también tengan la confianza de dialogar y expresar sus pensamientos más íntimos.

4.Resaltar lo positivo – Todos tenemos fortalezas y debilidades. Los niños y niñas son seres en formación y debemos resaltar sus cualidades positivas y recordarles que todo ser humano comete errores, pero que de ellos debemos aprender para no repetirlos. Cuando los pequeños cometan un error, debemos dialogarlo, no sellar al niño con palabras despectivas que atenten contra su autoestima. Seamos asertivos y motivémoslos a expresar su sentir para evitar que laceren su inocencia.




Estas cortas palabras nacen desde la preocupación que vivimos recientemente con las desapariciones de jovencitas en nuestro país. Como padres y adultos debemos alzar nuestras voces y enfocar nuestros esfuerzos en educar niños y niñas que respeten la vida y la diversidad.

Comments

Popular posts from this blog

¡A recoger mis juguetes!

Medidas de seguridad

¿Por qué adquirir un juguete de madera?