Resoluciones 2021

 

Cada vez que llega un año nuevo sabemos que es un tiempo de renovación. Somos muchas las personas que nos proponemos metas, o simplemente pequeños cambios para nuestro bienestar y el de nuestra familia. Esto nos permite encontrar una oportunidad para hacer una introspección y encontrar qué debemos mejorar o a qué prestar más atención. Mientras nos autoevaluamos, podemos también repasar nuestra relación con los niños. De esta manera, podemos enfocarnos en continuar algunos hábitos o cambiarlo para mejorar el entorno familiar.




Sabemos que el pasado año fue uno de retos. En muchos casos la ansiedad laceró las relaciones de padres e hijos, y ¡qué mejor manera de comenzar un nuevo capítulo reparando lo que dábamos por perdido!

Algunas de las resoluciones que podemos adoptar como padres pueden ser:

1.Dedicar tiempo de calidad a los niños- pasar el tiempo con ellos no solamente es estar de cuerpo presente; hagámoslo sin distracciones. Evita las interrupciones mientras pasas tiempo con ellos, y si es posible, limita el uso de la tecnología.

2.Diálogo- la conexión que se crea cuando dialogamos con los niños nos permite que tengan confianza en nosotros, se aumente su vocabulario y nos da la oportunidad de conocer sus experiencias y pensamientos más profundos.

3.Fomentar su independencia- una de las mejores formas que podemos emplear para prepararlos para la vida es sacar el tiempo para enseñarles a proteger su cuerpo, a manejar el dinero, a realizar comidas (sencillas a complejas dependiendo la edad), a realizar tareas del hogar y toda aquella herramienta que les permita valerse por ellos sin la necesidad de un adulto.

4.Cenar juntos- como familia el tiempo a la mesa puede ser una excelente oportunidad para crear lazos y unirnos para agradecer por lo que tenemos.

5.Jugar al aire libre- el tiempo de ocio es esencial para una buena salud física y emocional. Muchas actividades siguen canceladas por la pandemia del Covid-19, pero ya podemos ir al parque o la playa y disfrutar de nuestros paisajes.

6.Tener paciencia- un niño es una tabla en blanco, que según las experiencias construye su aprendizaje. La edad y madurez del niño debe ser tomada en consideración y nosotros como adultos explicar con amor para fomentar una disciplina positiva.

7.Guardar los recuerdos- tomar fotos y vídeos se puede hacer fácilmente desde un celular. Son recuerdos de gran valor que los debemos atesorar para la posteridad.

8.Mantener la casa organizada- esta tarea es difícil cuando hay niños en la casa, pero no imposible. La organización del hogar es tarea de todos. Aún los más pequeños pueden colaborar con tareas sencillas que vayan de acuerdo con su edad.

9.Comer saludable- a muchos niños les encanta comer alimentos sin valor nutricional. En casa estamos adoptando incluir más frutas y vegetales y lo hacemos ciertos días a la semana. Al ser poco a poco los niños se motivan a ingerirlos. Además, los involucramos en las actividades culinarias, de manera que sean parte de la preparación de los alimentos.

Además de todas estas ideas que les he presentado, una de mis resoluciones es ser una mamá más divertida; que esté al tanto de los intereses de mi niña de 8 años y de igual forma pueda enfocarme en los cambios que prontamente se avecinan para poder brindarle los mejores consejos. Por otro lado, seguir educándome para poder darle a ambos una educación en casa digna de lo que ellos merecen.





Comments

Popular posts from this blog

Lapso de atención y concentración en los niños

A un año de iniciar la aventura

¿Por qué adquirir un juguete de madera?